Espirituosas: Cinco bebidas a base de uva que “encienden” el invierno

El vino no es la única bebida que proviene de la uva, eso está claro. Pero, a diferencia de este, la mayoría de las otras bebidas son el resultado de la destilación del mismo producto vínico o bien de partes del mismo fruto.

Sebastián Pérez Dacuña
colaborador Especial Guarda 14

Es de esta manera, que te acercamos algunas de estas llamadas bebidas espirituosas, denominadas también aguardientes en algunas latitudes.
Con orígenes distintos pero con algunas similitudes, hay quienes las engloban en un  denominador común: brandy. Aunque el brandy tiene origen y denominación propia.
A continuación te mostramos cinco de estas bebidas que podes adquirir en cualquier retail y que podes disfrutar en estos días fríos.

Brandy
Hay quienes que dicen el término brandy se utiliza en general para determinar cualquier tipo de alcohol destilado hecho de fruta fermentada. Por lo general la fruta utilizada es la uva, aunque también podemos encontrar brandy de manzana u otras frutas como pera La palabra brandy procede del termino holandés  "brandewijn"  o en castellano  "vino quemado",  una simple referencia al proceso de ebullición que experimenta el vino en su destilación.

PUBLICIDAD


Una vez conseguido el brandy mediante esa destilación el brandy se añeja con frecuencia en barricas de roble que ayudan a suavizar el sabor y agrega aromas y sabores adicionales de la madera misma. El brandy que tiene menos de dos años se llama brandy "inmaduro" o sin edad y se requiere una declaración de edad en la etiqueta. El brandy que tiene más de dos años se considera "maduro" y puede contener o no una declaración de edad en la etiqueta.


Algunos brandys se envejecen usando el sistema solera, donde el productor cambia el barril cada año. Después de un período de envejecimiento, que depende del estilo, la clase y los requisitos legales, el brandy maduro se mezcla con agua destilada para reducir la concentración de alcohol y embotellarlo.
Para beberlo el brandy es un buen compañero en solitario, para después de cenar o bien en un cóctel. Tengamos en cuenta que es una bebida espirituosa o aguardiente que se logra destinando el vino hasta alcanzar una graduación alcohólica, entre 36-40º.

Artistas como Dyango le cantaron al brandy.

Grapa
La grapa es una bebida de origen italiano. Tradicionalmente, hecho de orujo, es decir, semillas de uva desechadas, tallos y tallos que son un subproducto del proceso de vinificación, la grapa existe desde la Edad Media.
Pero más allá de los italianos han bebido este aguardiente durante años  después de las comidas y en otras ocasiones, se ha popularizado, en todo el mundo y principalmente en los lugares a donde llegaron los inmigrantes de aquel país en todo el mundo, la Argentina no es excepción.


De esta manera, las destilerías que hay en Mendoza, por ejemplo, hasta han logrado premios internacionales como las mejores del mundo. Al igual que los brandis de Francia y el coñac, o el jerez de Portugal, la grapa es una bebida destilada. Eso significa que la mezcla de trozos de uva y alcohol se calienta suavemente, lo que permite que gran parte de la mezcla se evapore y deje una concentración potente. La grapa de hoy es de aproximadamente 40 a 45 por ciento de alcohol. Eso es una prueba de 80 a 90. Después de la destilación, la grapa generalmente se almacena en botellas de vidrio durante aproximadamente seis meses antes de su distribución. El perfil de sabor de la grapa depende de la variedad de uva utilizada, pero en general, la grapa es potente y seca.

Al momento de beberla, la grapa es servida a temperatura ambiente o refrigerada en vasos pequeños y se sirve después de la comida, ya que los italianos creen que ayuda a la digestión. Correctamente, esta bebida se debe girar suavemente en el vaso y luego se lleva a la nariz, antes de la degustación. Luego se saborea en pequeños sorbos. En Italia, la grapa también se agrega al espresso para hacer un "Caffè Corretto", un brebaje popular después de la cena.

Coñac
Esta bebida espirituosa es para muchos en el mundo la versión francesa del brandy.  El coñac es una bebida alcohólica de color ámbar, producida en las regiones vinícolas de Charente y Charente-Maritime que rodean la ciudad de Cognac, Francia. Está hecho de destilación de vino blanco para crear aguardiente, crianza en barricas de roble durante un mínimo de dos años y luego mezclar diferentes aguardientes para crear un sabor específico.


Cuenta la historia y las leyendas que el mismísimo Napoleón era un ferviente consumidor de coñac. Y así como a él le gustaba tomarlo en ocasiones llego a pedir una suficiente cantidad para él y todo su ejército. Cuentan que exilio en la isla de Santa Elena, adonde hizo llegar varias barricas de la bebida.
El coñac proviene de una doble destilación, una vez que se completa la fermentación, para obtener el aguardiente. Coñac solo se puede añejar en barricas de roble. De hecho, el aguardiente solo se convierte en coñac después de madurar lentamente entre dos y cien años.
El coñac es una bebida muy versátil. Se puede tomar solo, con hielo o con un poco de agua, por ejemplo. También se puede combinar con refrescos de calidad, como la soda o la limonada tradicional, o utilizarlo en coctelería.
Su primo el Armañac
Primero, comencemos con lo obvio: si bien ambos son aguardientes franceses hechos de uvas de vino blanco, las dos regiones geográficas respectivas (cada una con su propio conjunto de normas de denominación) son la principal distinción. El armañac, de la región francesa de Armagnac, es anterior al coñac por varios siglos; de hecho, se dice que es el primer brandy de Francia. Esta bebida  debe destilarse solo una vez, produciendo un contenido de alcohol menor que el coñac de doble destilación.
 
Pisco
Así como el coñac para Francia o la grapa en Italia… ¿se puede decir que el pisco es el brandy de Chile o Perú?
Para obtener el pisco se hace primero el vino, generalmente de uva moscatel o moscatel de Alejandría, luego se destila, al igual que con el coñac, pero el pisco no tiene edad y en muchas ocasiones está hecho en alambiques de cobre con estilo artesanal.
En Perú, al pisco solo se le permite llamarse pisco si se produce en uno de los 5 distritos autorizados por el gobierno. Esos distritos son Ica, Pisco, Moquegua, Arequipa y Tacna. Además, el pisco peruano solo puede llamarse pisco si se destila a la manera peruana: en alambiques de cobre, muy parecido al whisky. El pisco peruano debe ser embotellado exactamente a la destilación y no se permite su dilución. Además, debe producirse a partir de 8 kilogramos de uvas.


El pisco chileno también tiene reglas estrictas con respecto a su producción; en primer lugar, solo se permite que el licor producido en las regiones de Atacama y Coquimbo se denomine "pisco". Puede ser más aromático que el piscos peruanos El proceso de destilación también es diferente, ya que la crianza se lleva a cabo en barricas de vino, dando al pisco chileno una coloración amarillenta distinta, en comparación con la claridad del pisco peruano. Los tipos de Pisco producidos son generalmente nombrados por el contenido de alcohol, en lugar de la variedad de uva (ya que se usa menos variedad que Perú).


La especialista precisa que el pisco es uno de los ingredientes más versátiles, pues se puede consumir solo (como aperitivo, digestivo o maridando algunas comidas), en cocteles, macerados, postres, para darle sabor a los guisos o perfumar diversas preparaciones. Y no es ajeno el delicioso sabor de un buen pisco sour.

Singani
A diferencia del pisco, el singani no ha estado disponible fuera de su patria tradicional hasta hace muy poco. El singani boliviano pertenece a la familia del brandy, lo que significa que se produce destilando vino para crear un espíritu potente y de alto contenido alcohólico. Los productores usan solo un varietal específico de uva, el moscatel blanco de Alejandría, una vid antigua originalmente cultivada en Egipto, pero traída a las Américas por los colonos españoles durante el siglo XVI. Fue creado originalmente para satisfacer las demandas de los residentes ricos de Potosí.


Su nombre es una frase aymara que significa "un lugar donde crece la juncia", la juncia es un tipo especial de planta que se encuentra en los valles andinos, donde están protegidos de los climas extremos. Muchos lugares en Bolivia llevan este nombre y se desconoce cuál específico dio a luz al licor homónimo.
Aunque pueden parecer muy similares a primera vista, el singani tiene un sabor distintivo que es marcadamente diferente del pisco y otros brandies de uva. Debido a la gran altitud junto con los métodos de producción específicos incorporados por los productores, singani tiene un sabor mucho más intenso y complejo que la mayoría del pisco, que se produce a nivel del mar. Por esta razón, singani se disfruta mejor simplemente con hielo y una rodaja de limón.

Te puede interesar
Vinos

En carretera por la ruta del vino en Nueva Zelanda

Vinos

El vino "universitario" que ganó una medalla de oro

Vinos

Cómo preparar un "Estofado al vino", según Gastón Acurio