Reducción de vino: un elixir para las comidas

El vino, esa mágica bebida que no solo sirve para beber, celebrar y disfrutar, sino también para darle su aporte mágico a las comidas. En esta nota vamos a ir a una preparación en particular: reducción de vino tinto.

 

Una buena reducción de vino puede resultar oportuna al momento de culminar un plato, no solo por el sabor que puede aportar sino también porque hasta puede dar un toque decorativo.

PUBLICIDAD

La reducción de vino tinto es ideal para darle un sabor distinto a carnes rojas o blancas, pero también puede ser un acompañante ideal para el arroz o las ensaladas.

Algunas de las reducciones más conocidas se preparan a partir de vinos con un aroma característico como el Jerez o el Oporto, pero eso no quita que con cualquier vino se pueda lograr, incluso con vino blanco. Los especialistas aseguran que cuanto mejor el vino mejor la calidad y el sabor de la reducción.

Cómo prepararla

Para un litro de vino se necesitan alrededor de 50 gramos de azúcar. Se cuecen estos ingredientes a fuego medio, removiendo hasta que se disuelva el azúcar o miel y dejando reducir a fuego bajo hasta obtener un líquido con una textura bastante densa, que suponga aproximadamente el 20% del contenido inicial.

Ingredientes básicos

1 taza de vino tinto.

1 cucharada de mantequilla.

Pizca de sal.

Azúcar o miel 

Pizca de pimienta.

1/2 taza de caldo.

 

Dos platos para disfrutar de una reducción de vino

 

Lomo con reducción de vino tinto

Ingredientes

  • 2 trozos de lomo
  • Sal y pimienta a gusto
  • 1 cucharada de aceite
  • 1/2 cebolla morada
  • 1/4 taza aceto balsámico
  • 1/4 taza de vino blanco seco

Preparación

Salpimentar el corte de carne. Calentar en un sartén a fuego alto y agregar luego aceite. Colocar el lomo en el sartén y cocinar durante 5 minutos por ambos lados. Retirar la carne y tirar el aceite. Luego, regresar el sartén al fuego y añadir la cebolla cocinando constantemente hasta dorar.

Verter el vino y mezclar desde el fondo con una espátula removiendo la carne. Reducir el fuego, añadir el aceto balsámico, luego mezclar y cocinar hasta que la salsa se haya reducido a la mitad.

Regresar los filetes al sartén y cocina durante unos minutos más, volteando una vez. Coloca los filetes en dos platos tibios y baña con la reducción de vino tinto y balsámico. Servir al momento.

 

 

Bondiola de cerdo agridulce

Ingredientes

  • 1 bondiola de cerdo de medio kilo
  • 3 zanahorias crudas
  • Un morrón rojo
  • Un morrón verde
  • cebollas
  • miel
  • crema de leche
  • mostaza
  • sal y pimienta a gusto
  • vino tinto para la  reducción
  • 2-3 cucharadas crema de leche.
  • queso crema

Preparación      

Cortar las verduras en tiras. Salar la bondiola abierta y poner todo en fuente para horno. En una sartén mezclar miel, crema de leche, mostaza, sal y pimienta a gusto. Cuando espese un poco verter sobre la bondiola y al horno. 

Luego, verter el vino y reducir hasta que se vaya el alcohol. Agregar más mostaza. Mixar para  unificar y separar 1/3 de ese jugo. El resto ir tirando de a poco a la bondiola si se queda sin jugo hasta terminarlo de cocinar.

MÁS LEIDAS
Te puede interesar
Vinos

Visita a las bodegas: un plan para mendocinos

Vinos

Crearon una cerveza con un método para elaborar espumantes

Vinos

Cuál es el mejor vino del mundo en 2018