Accesorios: Para disfrutar aún más el placer de beber vino 

¿Quién dijo que para disfrutar el vino hay que ser un erudito o el más sofisticado de los bon vivant?

En esta nota de Guarda 14 tratamos de derribar los mitos y proponemos la idea de que cualquiera puede disfrutar del vino, aun sin ser un experto.

Para esto, hay algunos consejos que no debemos dejar pasar por alto en el uso de algunos implementos que van a hacer de nuestra experiencia enológica algo más completa y de esta manera lograr un mayor disfrute.

PUBLICIDAD

Destapadores, copas, decanters, jarras, tapones y hasta bolsas térmicas, entre otros, forman parte de este ejército puesto a disposición del mayor de los protagonistas, el vino.

Para tal fin recurrimos a los que saben, quienes entre consejos abren un panorama distinto, revelador y que casi siempre está al alcance de la mano.

“A la hora de elegir un insumo para degustar un vino hay que tener en cuenta la calidad. Son productos a los que se le va a dar gran utilidad, por lo tanto al adquirirlos es mejor invertir unos pesos más y obtener algo de la mejor calidad que podamos. Por ejemplo, en lugar de un destapador común, uno de dos tiempos, que sea firme”, advierte el sommelier del Espacio Trapiche, Rodrigo Kohn.

 

Rodrigo Kohn

 

“Lo más importante es que el accesorio no modifique en ningún momento el vino, sí el vino elegido es especial, cada copa va a ser un mundo y nos va a ir conmoviendo hasta la última gota”, explica Daniel Marin, el sommelier mendocino que desde hace más de una década trabaja en destacados restaurantes de Ourense, en Galicia.

Por su parte, María Laura Ortiz, también sommelier, directora de la consultora Winifera, aporta: “Deben ser de un material que no vayan a contaminar el vino: vidrio o metales, acero inoxidables y nada de metales corrosivos o plásticos”.

 

Copa “multiuso”

Los mismos profesionales, recomiendan y aseguran que si bien a la hora de beber un vino una buena copa va a hacer la diferencia no hay que tecnificar mucho el sencillo concepto de que con una copa buena se disfruta mejor el vino. “La copa no es elitista, simplemente da una performance a los vinos independientemente del precio y el rango. Yo recomiendo un mix de cristal-vidrio o si se puede invertir más, 100% cristal, obviamente tienen más cuidado porque son más frágiles”, apunta Kohn.

Está claro que hay diferentes copas, de materiales diferentes, las de 100% vidrio, otras que son de vidrio con un porcentaje de cristal y las que son 100% de cristal. Depende el material va a cambiar la percepción en la parte tanto organoléptica como de caída a la boca. Dejemos en claro, que no solo los vinos caros son disfrutables, se puede disfrutar de cualquier vino, y de cualquier costo.

 

Laura Ortíz

 

Si hablamos de una copa multiuso recomiendo una copa cáliz ancho de boca fina, que son más versátiles para todos los varietales y los blends, esto es una tendencia a nivel mundial, que se usan hasta para probar vinos espumosos”, asegura el sommelier de Trapiche.

“La copa es sin duda el elemento más importante a la hora de degustar un vino.  Una copa que podríamos tener en casa para darle varios usos sería la Bordeaux,  de buen diámetro y mucho volumen para que la complejidad pueda manifestarse  de manera apropiada”, aporta desde España Marín.

“Hay varias copas que cumplen con este requisito, aunque el clásico copón de vino sigue siendo el rey en este sentido, adaptándose a los diferentes varietales, y para los más osados son ideales también para otras bebidas colaboran con esto y muchísimo, asegura Marcelo Afif, Dueño de Cepajes, empresa dedicada a la comercialización de todos los accesorios necesarios para el servicio del vino

 

¿Decantar o no decantar?

Decantar es trasladar el vino de una botella a otro recipiente, llamado decantador, con el fin de mejorar su aspecto mediante la entrada de oxígeno, sobre todo visual y/u olfativo. Generalmente los vinos que se decantan son aquellos más viejos y que llevan mucho tiempo en la botella. ¿Pero es necesario tener un decantador? Para Afif, realmente es necesario: ”Cumplen con la función de oxigenar el vino permitiendo que se expresen sus aromas y esto resulta muy útil, sobretodo en el consumo de aquellos vinos añejos que necesitan ser decantados durante un tiempo antes de ser bebidos”.

 

 

En contraposición los sommelier opinan de manera diferente. “Si duda podemos prescindir de este fino elemento.  Mi recomendación es, si no conocemos el vino es mejor no decantarlo e ir descubriendo su comportamiento en cada copa. Sí estamos ante un gran vino cada copa va a ser diferente, disfrutando de este modo cada fase de su expresión, advierte Dani Marín.

 

Daniel Marín

 

Por su parte, Laura Ortíz, da un buen tip:  “El decanter es necesario solo para un servicio profesional, pero para el uso doméstico,  se puede reemplazar por una jarra. Normalmente los vinos que se consumen necesitan oxigeno.

 

¿Son accesibles?

Hoy se pueden conseguir no solo copas o destapadores sino decanters en cualquier sitio web o bien en negocios especializados en cualquier lugar del país. “Son accesibles los insumos pero hay que buscar empresas que se dediquen netamente a esto, también hay un acceso a páginas web donde se encuentran estos insumos que además los envían a domicilio. En el mercado nacional también se están haciendo muy buenos productos”, argumenta Kohn.

Marcelo Afif, de Cepajes, destierra los preconceptos sobre esto: “Contra el preconcepto de tener un alto valor, se pueden adquirir los mismos a precios razonables”.

Es que ya hay muchos establecimientos especializados que la variedad es amplia y los precios varian según la billetera del consumidor.

 

Tres para tener en cuenta

La bomba de vacío, para guardar botellas ya empezadas, la frozen bag, para mantener y enfriar vinos y la lámina, son tres implementos que podemos tener a mano y son de mucha utilidad.

“Claro que el vino que quede en la botellas se puede guardar mediante una bomba de vacío, en sus diferentes estilos y formas. Con la misma puedo tapar una botella de vino que no se consumió en su totalidad y mantener la calidad degustativa del mismo por varios días, ayudando sobre todo a que no se oxide. Realmente necesario”, explica Afif.

 

 

Por otra parte, la  temperatura es clave para disfrutar del vino, es por eso que otro artículo interesante es la frozen bag, las mismas no son otra cosa que bolsas de plástico a las que se le puede añadir hielo y agua y sirven para enfriar rápidamente una botella, mantenerla fría o trasladarlas de manera segura. “Son muy cómodas porque no pierden agua, ni traspiran sino que condensa. Es un insumo al que se le puede dar mucho uso y se pueden conseguir fácilmente en las vinotecas de Mendoza”, recomienda Kohn.

Y, por otra parte, para los vinos con mucha guarda, aquellos a los que a veces se les puede partir el corcho al descorcharlo se recomienda la llamada lámina. “Cuando se quiebra un corcho, se ingresa la lámina por las paredes de la boca y se extrae lentamente el resto del corcho”, explica el sommelier de Trapiche.

A modo de reflexión, disfrutar de un vino depende exclusivamente de nosotros, lo importante es animarse sin prejuicios, destaparlo y disfrutar de una bebida que pretende más que el solo hecho de beberlo.  ¿Y de cuáles son los vinos que más rinden con estos insumos? La respuesta es fácil: todos. “Cualquier vino común, sí lo servimos en una buena copa y a la temperatura ideal va hacer que sea la grandeza de lo cotidiano”, reflexiona desde Galicia, Daniel Marin.

 

Te puede interesar
Vinos

Dos argentinos en el top 100 de Mejores Vinos del Mundo 2018 según Wine Spectator

Vinos

Parado o acostado: ¿cómo guardo mi vino?

Vinos

Cristiano Ronaldo gastó 31 mil euros en dos botellas de vino en Londres