Suiza: viñedos en terrazas sobre el lago Leman

La zona vitivinícola de Lavaux en Suiza, con terrazas de cultivo sobre el lago Leman, fue declarada en 2007 Patrimonio de la Humanidad

Los viñedos en terrazas de Lavaux (Suiza) reconocidos como Patrimonio Mundial de la Humanidad en 2007, por  la Unesco, se extienden en estrechas y empinadas terrazas donde existen indicios del cultivo de la viña desde tiempos del Imperio Romano. Un paradigma excepcional de interacción entre el hombre y el medio ambiente.

De las cinco regiones vinícolas del cantón de Vaud en Suiza, la de Lavaux, situada entre Lausana y Montreux  es la más espectacular. Aquí nacen los vinos Grands Crus de Suiza.

PUBLICIDAD

En el inmenso espejo azul del lago Leman se reflejan las cimas blancas de la imponente cadena alpina que recorta el horizonte. En la vertiente norte, las pendientes verdes de Lavaux, esculpidas y organizadas por generaciones de viticultores, también se espejan en el lago. Desde los monjes cistercienses de la Edad Media hasta nuestros días, el paisaje forma una suerte de mosaico gigante. Los viñedos se sostienen con los muros de color castaño que dibujan los contornos de las terrazas, separadas por centenares de senderos y escaleras.

Con una superficie de cultivo de 800 hectáreas, las terrazas de viñedos del Lavaux son la zona de viticultura más grande de Suiza, que ofrece terraza por terraza unas vistas fantásticas.

Además  están los tres soles que recalientan las cepas, como les gusta subrayar a los vendimiadores de Lavaux: el calor del astro, el reflejo de sus rayos sobre el agua y el calor vespertino, liberado por los muros que ciñen las viñas.

Lavaux está considerado como uno de los paisajes más bellos de Europa. No fue ninguna casualidad que la región de Lavaux fuera declarada en 2007 como Patrimonio Mundial de la Humanidad, no como paraje natural pero sí como 'paisaje cultural'. Éste lleva la marca de la actividad humana.

Se puede llegar en el «Train des vignes», que sube durante doce minutos desde Vevey por los viñedos verdes hasta llegar a Puidoux-Chexbres, donde se puede degustar casi en cada bodega los exquisitos vinos de la zona.

Las calles estrechas y las características casas de los viticultores son típicas en pueblos como St-Saphorin, aquí se puede disfrutar de las típicas tabernas,  mini-restaurantes que le dan identidad a  Lavaux , tanto como las aldeas vinícolas originales y la orilla pintoresca del Lago Lemán al pie de los viñedos.

Te puede interesar
Vinos

Se viene la Feria de Vinos Orgánicos en La Botica del Ángel

Vinos

Cuarto Dominio invertirá 10 millones de pesos en construir una bodega en Agrelo

Vinos

10 fantásticos hoteles de enoturismo alrededor del mundo