Referentes de todo el país discutieron las potencialidades del turismo del vino

Lo hicieron en el Encuentro Nacional de Enoturismo desarrollado en la UNCuyo. Planificación turística, enoturismo e innovación, y Gobiernos y su rol en la política enoturística, los temas que abordaron gestores públicos de esa actividad.

Poner en valor el potencial del turismo como herramienta para el desarrollo local, además de compartir experiencias y saberes es la premisa de una reunión, que se desarrolló en la Universidad y que concentró a los actores del enoturismo de las provincias argentinas que desarrollan la actividad.

En el primer día de la propuesta, que forma parte del Plan Operativo Nacional de Turismo del Vino, se desarrollaron conferencias a cargo referentes del sector vitivinícola y del turismo local y nacional e internacional.

PUBLICIDAD

Es la primera reunión del año entre las partes que encaran “Argentina, Tierra de Vinos”. En una segunda etapa, el Plan Operativo Nacional prevé encuentros con el sector privado, estudiantes y prensa especializada.

La actividad se organizó en el contexto de las acciones del Plan Operativo Nacional de Turismo del Vino que coordina la UNCuyo a través de un convenio con el Ministerio de Turismo de la Nación. Participan de su ejecución técnicos de Bodegas de Argentina, del Ente Mendoza Turismo (EMETUR), del Instituto de Desarrollo Rural (IDR) y la de Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR).

La apertura del encuentro la encabezaron –en el Centro de Información y Comunicación de la UNCuyo (Cicunc)- el rector de la UNCuyo, Daniel Pizzi; el secretario de Turismo de la Nación, Alejandro Lastra; la presidenta del Ente de Turismo de Mendoza (EMETUR), Gabriela Testa; y el presidente de la Asociación Ad Hoc Turismo del Vino, Walter Bressia. De la jornada también participaron funcionarios provinciales y nacionales del sector turístico.

En ese ámbito Daniel Pizzi destacó el valor compartido del encuentro y mencionó dos variables fundamentales en el desarrollo sustentable de un sector o comunidad determinada. “Una es la capacidad de organizarse que tiene esa comunidad, y aquí me refiero a las expectativas de las personas hoy reunidas, acerca del desarrollo del enoturismo. Y la otra variable, para agregar valor agregado, ocurre a través de dos cuestiones; por un lado desde la densidad de conocimiento que administre esa comunidad, y por el otro mediante el trabajo asociativo, interdisciplinario para enfrentar una planificación compartida. Y aquí aparece el término empatía, como la habilidad de entender el universo del otro para realizar tareas que beneficien a ambos”, expresó el Rector.

“A nosotros nos interesa contribuir con el desarrollo del Observatorio del Enoturismo en la Argentina para analizar las variables críticas del sistema, ver los indicadores de gestión que hay que encarar, pero sobre todo contribuir al diseño de la política pública para un crecimiento sostenido en el sector. La idea es transformar la información en conocimiento para tener la capacidad conceptual para entender la gestión de ese sector, su impacto y corregir el diseño de la política pública”, cerró la máxima autoridad universitaria.

Por su parte Alejandro Lastra se refirió al trabajo que desde hace un tiempo viene realizando Turismo de la Nación junto a varias organizaciones para poner en valor el enoturismo. “El sector privado vinculado al vino ha dado siempre pasos adelante en esta actividad, y nosotros entendimos que el Estado debía acompañar de una manera que permitiese, a través de un sector académico especializado como la UNCuyo, generar condiciones para el desarrollo de la oferta, desarrollo que no sólo tiene que ver con lo que pueda suceder dentro de una bodega, sino un desarrollo que además el Gobierno Nacional junto a las provincias debe acompañar con mejoras en infraestructura, por ejemplo”, expresó el ministro.

A lo que añadió: “El vino y el turismo de la mano van a generar más empleo, a través de esa calidad institucional que mencionó Pizzi, basada también en esa empatía que él destacó y que es la única manera de llegar a buen puerto”.

A su turno Gabriela Testa subrayó que Mendoza puede dar muchos testimonios sobre el enoturismo, con una capacidad “enorme para potenciar la industria del vino y para transmitir marca”. Y agregó: “A la provincia el enoturismo, en estos últimos 20 años, le cambió el paradigma de su perfomance turística, ganándole a la montaña, la naturaleza, la nieve, que eran sus productos más fuertes. Y aquí hay mucho mérito del sector privado”.

También pronunció algunas palabras Walter Bressia, quien dijo que la fuerza del vino como motor para el desarrollo del enoturismo depende de la asociatividad público-privada y “por eso estamos muy contentos de este encuentro en la UNCuyo, que nos cobija y nos puede nutrir de información y de herramientas para llevar adelante esta actividad. Pero también necesitamos que la actividad pública trabaje a la par nuestra. El camino lo estamos realizando. Esto nos tiene que motivar para generar cada vez más valor agregado a nuestros productos”.

La jornada siguió con una charla que dio Mariángeles Samame, del Ministerio de Turismo de la Nación, acerca del trabajo que encara esa Cartera, y luego se presentó el Plan Operativo Nacional de Turismo del Vino que coordina la UNCuyo.

A continuación, Gabriel Fidel introdujo la conferencia “Planificación turística, enoturismo e innovación” del español Rafael Fuentes García, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales, especialista en Planificación, Marketing, Productos, Destinos e Investigación Turística y con más de 25 años en el sector.

Después tuvo lugar el panel “Gobiernos y su rol en la política enoturística” donde expusieron Gabriela Testa del EMETUR; Ana Cornejo del Ministerio de Turismo de Salta y Claudia Grynszpan del Ministerio de Turismo de San Juan. La actividad la moderó Fernanda Bernabé de la UNCuyo y participó como motivador Juan Carlos Pina de Bodegas de Argentina.

Por la tarde, se ofreció  un segundo panel denominado “Experiencias Innovadoras y Buenas Prácticas”. Aquí disertaron Pablo Casals del Ministerio de Turismo de la Nación (MINTUR); Pablo Kishimoto del Hotel Viñas de Cafayate y Luis Robbio  de la empresa Belatrix.  El moderador fue  Rodrigo Lemos de la COVIAR y el Motivador Alejandro Vigil,  de Casa Vigil.

Los paneles finalizaron con “El enoturista del siglo XXI”, donde participaron Fernando García Soria del MINTUR; Mike Evans de The Vines; Horacio Repucci de la Cámara Argentina de Turismo y José Bahamonde de la Agencia Arena Bahamonde. El moderador aquí será Gabriel Fidel de la UNCuyo.

El cierre de la primera jornada estuvoa cargo de Mariano Ovejero, subsecretario de Desarrollo Turístico del Ministerio de Turismo de la Nación y de Fernanda Bernabé, secretaria de Políticas Públicas y Planificación de la UNCuyo.

Hoy,  22 de mayo,  el encuentro continuará con visitas técnicas a establecimientos abiertos al turismo de Luján y Maipú. Los grupos serán recibidos por los responsables de los emprendimientos que comentarán con los visitantes sus experiencias.

 

 

Sobre el Plan Operativo Nacional de Turismo

La propuesta desarrollará acciones en 15 provincias con potencial para el desarrollo del enoturismo: Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, Tucumán, Entre Ríos, Córdoba, Buenos Aires, San Juan, Mendoza, San Luis, Neuquén, Río Negro, La Pampa y Chubut.

El Plan está conformado por 3 programas: el Programa de Gestión Territorial, el Observatorio de Enoturismo y el Sistema de Información Georreferenciada. Las 3 propuestas son complementarias.

Te puede interesar
Vinos

Vinos “futboleros” para disfrutar durante el mundial

Vinos

Restaurantes de Buenos Aires elaboran sus propios vinos "de la casa"

Vinos

La cadena vitivinícola argentina generó valor agregado por 38.000 millones de pesos