Pasaron las fiestas... Espumantes para seguir de festejo

Mas allá de que las fiestas de fin de año quedaron atrás y millones de burbujas fueron desatadas, los cálidos días del verano son el marco ideal para seguir degustando buenos espumantes.

 

PUBLICIDAD

Gran Dante Brut, de Bodega Dante Robino 

24 meses en botella, tiene un elegante color dorado y presenta una nariz fresca y cristalina, con aromas que combinan las flores blancas de la uva chardonnay, de Luján de Cuyo, con las fresas dulces de la uva pinot noir, originaria de Tupungato. En boca, la primera impresión es suave y envolvente, preludio de un nítido repertorio de sabores florales y frutados y, especialmente, de notas de brioche y de almendra. Ostenta, además, una delicada y sabrosa acidez. El final es sereno y duradero.

Maridaje sugerido: Risotto de hongo portobello con pulpo.

Emilia Extra Brut, de Bodega Nieto Senetiner

De color amarillo luminoso, se presenta con pequeñas burbujas que conforman una corona en la parte superior de la copa. En nariz se percibe intensamente aromático, recordando a flores blancas como el jazmín o la flor de naranjo combinados con notas frutales como la pera, el durazno blanco y el damasco. En boca, su refrescante, pero delicada acidez, ameniza excelentemente los paladares más exigentes.    
Como fresco apetitivo para toda ocasión o combinado en cócteles.

Marida perfecto con tablas de quesos y fiambres, sushi, ceyiches, carpaccios, pollos con salsas suaves, platos vegetarianos o de fusión. Ideal para postres a base de frutas y helados, así como mousses de chocolate y bombones.

 

Rosé Nature, de Bodega SinFin 

Sutil y atractivo espumante, de un puro color salmón, con un balance de acidez dado por el pequeño porcentaje de chardonay que aporta frescura. En nariz, predominio de frutos rojos, tropicales y pan tostado, voluminoso y distinguido.
Marida perfecto con con pastas con salsas intensas, cocina thai y carnes rojas no convencionales como liebre y jabalí. Acompañante de lujo para postres agridulces.

 


Premium Reserva Chardonay, de Bodega Piatelli

De gran cuerpo, profundidad y claridad, el Reserva Chardonnay es aromático, floral y se mueve delicadamente por la boca con notas de durazno blanco y pera. Persistente, con sabores tostados y un toque de madera sobre el final.

 

 

Saurus Extra Brut, de Bodega Schroeder

Distinguido y elegante, emerge como un exponente de la Patagonia inquieta y desbordante. Con un caudal vertiginoso de finas burbujas inspiradas en selectos racimos pinot noir y chardonnay, Saurus Patagonia Extra Brut, soberbio y glamoroso, remite a la pureza que fluye entre los ríos de hielo y se deja reconocer por su lograda calidad y su estirpe patagónica.
A la vista es un espumante de color amarillo pálido con destellos de plata, tiene burbujas muy finas y persistentes. A la nariz es frutal, elegante, muy complejo, con aromas a pan tostado y ahumados.
En boca es frutado, cítrico, de buena acidez, buen volumen y con un largo final.

 

Callia Extra Brut

A la vista se presenta amarillo, con leves tonos verdosos y acerados. Sus aromas recuerdan a una gama muy variada de frutas como membrillos, manzana verde, destacándose las tropicales y flores como tilo y rosas

Su sabor es fresco e intenso, posee una burbuja de un tamaño muy pequeño que se desprende en forma de espiral durante un largo período de tiempo. Muy largo y de acidez equilibrada. Es un espumante con una persistencia en boca que se destaca.

 

Te puede interesar
Vinos

¿Cómo lo hice? Pulso, by María Julia Halupczok y Celina Fernández

Vinos

El Club Gourmet y un premio a la gastronomía y los vinos de Mendoza

Vinos

Ya se pueden canjear las entradas para la Fiesta de la Cosecha