La región vitivinícola de Ourense, en Galicia, desde la mirada de un argentino

El sommelier argentino Daniel Marín, muestra en primera persona la región donde vive y trabaja desde hace mas de diez años.

Ourense es… caminar por su casco histórico con sus angostas callejuelas de piedra, es contemplar la pública piscina de agua termal construida  en el centro de la ciudad al aire libre, recorrer el viejo puente Romano y respirar la calma del río Miño. Hay que mirar muy alto para ver la cima de su catedral, pasear por la romántica plaza mayor, disfrutar de la rica gastronomía en sus tabernas, donde se sirven vinos jóvenes con tapas de oreja de cerdo o  pulpo a feira.

 

PUBLICIDAD

 

Ourense provincia situada en el sur este de Galicia hace frontera con el norte de Portugal, deslumbra por la belleza de su paisaje, con aldeas  donde el tiempo parece que se ha detenido. Bosques con milenarios castaños, ríos  y  viñedos  plantados en vertical, de inaccesible laboreo, de inviernos largos y fríos, donde todos los días hay que salir con paraguas, verano corto pero muy cálido que junto a Sevilla tiene las temperaturas más elevadas de España.

Tierra histórica de vinos con una gran diversidad de suelos y uvas, con una característica muy  única el llamado “minifundio”, pequeñas parcelas donde se cultivan uvas entremezcladas con papas y grelos. Un ejemplo de lo que es el minifundio en Galicia es que una hectárea de viñedo puede ser propiedad de 6 familias diferentes y que elaboran todos ellos en sus casas  vino del año para consumo propio.

 

 

Solo hay que alejarse unos kilómetros del centro de la ciudad para poder apreciar  sus numerosas plantaciones de viñedos. Ourense cuenta con cuatro denominaciones de origen muy diferentes que son: la histórica D.O. del Ribeiro,  Monterrei, Valdeorras y Ribeira Sacra, ésta última compartida con la provincia  vecina de Lugo.

Ourense como  toda Galicia ha sido afectada por un éxodo masivo de sus pobladores dejando el rural casi abandonado. Eso puede ser uno de los motivos de que esta región tan histórica no tenga referentes a seguir y poca memoria en el embotellado.

Hoy vive un nuevo florecimiento liderado por una nueva generación de jóvenes colleiteros (viñateros) y enólogos que han creado sus proyectos recuperando  los parcelas  olvidadas con una gran variedad de uvas autóctonas, algunas sin nombre y de origen desconocido, poniendo a Galicia con sus elaboraciones en lo más  alto. Tanto es así que en los últimos 10 años se vive una incursión de bodegas y enólogos  de otras regiones motivados por la singularidad  de estas tierras.

 

 

Denominación de Origen Ribeiro

 

 Se asienta en el borde noroccidental de la provincia de Ourense sus viñedos se pierden sobre los ríos Miño, Avia, Arnoia y Barbantiño. Cuenta con una extensión de 2.646 hectáreas de viñedo en las que sus vinos son elaborados por bodegas y colleiteiros “pequeños  viticultores” que con sus escasísimas elaboraciones mantienen vivo el minifundio gallego. Las variedades cultivadas autóctonas de la zona son en blancas la reina es la Treixadura, siguiendo la Torrontés, Albariño, Loureira, Albilla, Palomino y Godello.  En tintas Brancellao, Caíño, Ferrón, Sousón y Mencía. Sus vinos  blancos marcan la diferencia en autenticidad, expresividad, equilibrio y longevidad. Los vinos tintos son escasos pero muy singulares con aromas que expresan la estética  otoñal gallega.

 

Denominación de Origen Monterrei

Para muchos un tesoro en bruto sin pulir, la pequeña y diferente  de veranos extremadamente cálidos e inviernos fríos. Sus viñedos  se extienden sobre las laderas de los valles situados en los alrededores del río Támega al sureste de la provincia de Ourense.

Las variedades cultivadas son en tintas Mencía, Bastardo, Sousón, Caiño tinto y Arauxa (Tempranillo). En blancas Godello, Treixadura, Dona Blanca, Loureira, Blanca de Monterrei, Caiño blanco y Monstruosa.

Sus vino blancos en su mayoría se elaboran con la uva Godello  de buena intensidad  de fruta. Los vinos tintos que se comercializan  en su gran mayoría como vinos jóvenes  elaborados a partir de la tinta Mencía, aunque cada vez se va apostando por otras uvas autóctonas como la Bastardo también conocida por Merenzao.

 

Denominación de Origen Valdeorras

La tierra de la blanca Godello, ubicada en el nordeste de la provincia de Ourense,  sus viñedos cultivados sobre laderas de suelo pizarroso conformando un entorno paradisíaco con el río Sil de protagonista.

La variedad de uva más cultivadas es la  blanca Godello y la que más representa a la región le siguen la Dona Blanca. En tintas  es la  Mencía y en pequeñas cantidades la Brancellao, Sousón, Garnacha Tintorera, Merenzao, Grao Negro y Tempranillo. Sus vinos blancos de la uva Godello son   delicados y con una buena capacidad de envejecimiento  en botella. Los tintos en su gran mayoría son del año elaborados en depósitos de acero inoxidables con la variedad Mencía  de buena carga frutal y acidez.

 

Denominación de Origen Ribeira Sacra

 

Sus vinos son un fiel reflejo de su paisaje, impregnados de belleza, con  deslumbrantes valles en los que las viñas son sostenidas  por vertiginosos  bancales  de inaccesible  laboreo  que se refrejan en los ríos Miño y Sil.

Se encuentra ubicada en la parte sur de Lugo y norte de Ourense, cuenta con cinco subzonas, Amandi, Chantada, Quiroga - Bibei, Riberas do Sil y Riberas do Miño.

 Sus vinos son fruto de una viticultura heroica y única, el 80 % de su producción son vinos tintos del año, frescos con buena intensidad de fruta y acidez  aunque cada vez son más las bodegas que apuestan por la longevidad de vinos  obteniendo unos resultados excelentes.

Las variedades cultivadas son las autóctonas de la región. En blancas mayoritariamente Godello siguiendo por Treixadura, Dona blanca y Albariño. En tintas la Mencía, Brancellao, Merenzao, Caiño, Sousón y Garnacha Tintorera.

Te puede interesar
Vinos

Vinos a la carta: Las apps más usadas del mundo del vino

Vinos

El Galicia destacan la vitivinicultura biodinámica argentina

Vinos

Hidromiel, una bebida de otros tiempos para descubrir hoy