Aseguran que se puede adelgazar bebiendo vino

Un estudio de una universidad estadounidense asegura que el vino tinto puede ayudar a perder peso.

Quienes hayan hecho dieta alguna vez en su vida habrán tenido que despedirse de cualquier tipo de alcohol: nada de cervezas, nada de vino y, por supuesto, nada de cócteles. Aunque no es nuestra intención hacer apología de la borrachera, reconozcamos que una cañita bien tirada es uno de los pequeños placeres de la vida.

Por eso nos hace tan felices descubrir un estudio de la Universidad de Purdue, en Indiana, que asegura que el vino tinto podría ser un buen aliado en la pérdida de peso.

PUBLICIDAD

Según los encargados de la investigación, esto sería por un compuesto que encontramos en el vino, en las uvas y en algunas otras frutas, el piceatanol: un compuesto que puede bloquear el proceso que hace que las células grasas se desarrollen y que, por lo tanto, podría ayudarnos a mantener nuestro peso a raya y también a perder.

El piceatanol lo que hace es alterar las expresiones genéticas en las células, y también la acción de la insulina durante la adipogénesis, que es el proceso en el que las células grasas maduran, a lo largo de cerca de 10 días. “Así que este compuesto se podría relacionar con el retraso o la inhibición de la adipogénesis”, ha dicho el líder del estudio, Kee-Hong Kim.

Lamentablemente, aún quedan años de laboratorio para conocer cómo deberíamos incluir el piceatanol en nuestra dieta para que tenga beneficios.

¿Una copa al día? ¿Tres a la semana? Sea como sea, el principio de esta investigación suena infinitamente bien.

Te puede interesar
Vinos

¿Cómo lo hice? Pulso, by María Julia Halupczok y Celina Fernández

Vinos

El Club Gourmet y un premio a la gastronomía y los vinos de Mendoza

Vinos

Ya se pueden canjear las entradas para la Fiesta de la Cosecha