2017 será un año recordado por la gran calidad de sus vinos

Esta calidad se explica por una vendimia reducida en cantidad y precios muy altos en sus uvas. La cosecha de 2017 se redujo en cantidad pero tuvo una excelente madurez y sanidad.

La buena amplitud térmica favoreció el envero y la madurez de los frutos potenciando la calidad de la cosecha y dando como resultado un buen comportamiento de todas las variedades que hacen recordar a los mejores años.

Los datos los brinda Wines of Argentina, institución encargada de la promoción de la marca “Vino Argentino” en el mundo, que dio a conocer su reporte de cosecha 2017 elaborado en base a los aportes de especialistas, representantes de bodegas y organismos del sector vitivinícola.

PUBLICIDAD

La brotación fue de buena a muy buena (arriba del 85%) con un crecimiento vegetativo importante gracias a la abundancia de agua y pocas temperaturas extremas. Las peculiares características del año, con menores rendimientos, excelente madurez, pocos accidentes climáticos y óptima sanidad, llevaron a la obtención de vinos más frescos, con menor graduación alcohólica y mejor acidez.

Los tintos resaltan por sus notables aromas, color y presencia de taninos, lo que augura una óptima guarda. Los blancos, por su parte, sorprenden por su frescura, notable tipicidad y expresión aromática. En cuanto a variedades, se destacan el Malbec en Cafayate, La Rioja y Mendoza; el Sauvignon Blanc en Chubut, La Rioja y Chapadmalal y el Torrontés en Salta y La Rioja.

El total acumulado de uva recolectada en el país fue de 1.919 millones de kilos, con los que se elaboraron 1.079 millones de litros de vino.   Esta cifra implica un aumento de 175 millones de kilos respecto al 2016, pero fue inferior a la de la cosecha 2015 y al promedio histórico (que abarca los últimos 10 años) que es de 2.554.758.443 kilogramos. La disminución de la uva cosechada ocurrió en todas las regiones a excepción de Salta, donde casi se duplicó.

Alberto Arizu, presidente de Wines of Argentina, expresó: “En la temporada 2016/2017, las lluvias fueron un poco superiores a la media histórica, sin embargo mostraron valores menores para los meses de verano, lo que se tradujo en una muy buena sanidad de las uvas. Por este motivo estamos conformes con todo el trabajo realizado y especialmente con la calidad obtenida durante la cosecha 2017”.

Te puede interesar
Vinos

Argentina Wine Awards 2017 rompe todas las reglas del juego

Vinos

Exitosa Edición de Mendoza Wine Fair

Vinos

Blancos argentinos:  “Evolución y cambios espectaculares”, los preferidos de Atkin